Make your own free website on Tripod.com

Canales: Biblioteca Virtual | Apuntes | Casos Clínicos | Nota Legal | Links | E-Mail | Inicio

 

Alarmante brote de leptospirosis en Argentina

   "El importante crecimiento del número de afectados por la leptospirosis, una afección que transmiten las ratas, habla no solo de la emergencia sanitaria puntual, sino de las condiciones socioeconómicas en las que se expanden las llamadas "enfermedades de la pobreza", y de la ineludible responsabilidad estatal para revertirlas." (diario clarin 31 de marzo de 2001)

   En las últimas semanas se han registrado más de 80 casos de leptospirosis en Argentina con la muerte a 6 de las personas afectadas: 3 en Quilmes, 2 en Misiones y 1 en Santa Fe.

   La leptospirosis es una enfermedad producida por la bacteria leptospira y la transmiten ratas, gatos, perros, caballos y cerdos. El contagio se produce por zoonosis: de los animales al hombre, por contacto indirecto, ya sea cutáneo o de mucosa, con la orina del animal en arroyos, barro, charcos, ríos, zanjas y la basura. Las recientes lluvias e inundaciones han contribuido a propagar el mal, al aumentar los caudales de agua y provocar desplazamientos de animales infectados.

   "Es una enfermedad frecuente enla Argentina" y las estadísticas señalan que se produce un promedio de "40 casos anuales", sostuvo el titular de la cartera de Salud, Héctor Lombardo.

Sin embargo, las mismas cifras demuestran que durante el primer trimestre de este año ya se triplicó el total de infectados registrados históricamente en doce meses.

    "El listado de las enfermedades emergentes en las Américas demuestra que la mayoría tiene un carácter zoonótico o bien clara relación con el medio ambiente. Los casos de leptospirosis en Quilmes probablemente se asocien a las intensas lluvias, así como al mayor contacto de la población con los roedores", expresó Gabriela Vidal, médica del Centro de Infectología del Dr. Horacio López.

    "Pero -observó- en épocas de lluvia con inundaciones aumenta el contacto de las leptospiras con las personas por el agua crecida, y se forman charcos contaminados que enferman insidiosamente a los seres vivos que beben o se mojan con esa agua."

    Los infectólogos Pedro Cahn y Daniel Stamboulian plantearon el correlato entre el esquema de reproducción de la bacteria y el riesgo que representa para una población la falta de acceso a agua potable y al tratamiento de los fluidos excretales.

    "A los animales reservorios, que transmiten la leptospira, no se los puede exterminar. Debe trabajarse en el saneamiento ambiental. Resulta indispensable que la gente tenga agua potable y las aguas servidas se manejen correctamente", sintetizó Stamboulian, titular de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos. 

    Los roedores, que tienen de 50 a 80 crías por año, son los mamíferos más prolíficos
    Son una plaga difícil de combatir. La prolífica descendencia es su única arma para defenderse, por demás eficaz, para garantizar la subsistencia. Fueron temidas a fines del siglo XIX por la peste; en el siglo pasado la pampa húmeda sufrió la endemia de la fiebre hemorrágica argentina, y en el sur de nuestro país, los años 90 padecieron el hantavirus. Hoy están de nuevo en el banquillo de los acusados. Esta vez, de la mano de la leptospirosis.

    Perfectos reservorios de virus y bacterias, las ratas son grandes transmisoras de enfermedades. Anidan en terraplenes, en las costas del río, en terrenos baldíos, en las cloacas o en galpones, y las cuevas están comunicadas entre sí, como angostos laberintos.

    Cualquier material es apto para construir el nido: restos de tela, arpillera, papeles, hilos, sogas, diarios viejos. Si bien su hábitat natural es el campo, este roedor es también cosmopolita. Pastizales y basurales son grandes criaderos de roedores, refugios ideales para anidar.

    Aunque la leptospirosis puede resultar mortal para los seres humanos, es raro que uno de estos roedores muera de esta enfermedad.

   La mayoría de las ratas establece una especie de defensa o resistencia a la bacteria y  La enfermedad pasa en forma silenciosa y el animal sobrevive."

  Si bien puede ser mortal y, en efecto, así ha ocurrido en algunos de los casos comprobados durante los últimos días, los expertos aseguran que casi todos los brotes de las tres últimas décadas han deparado bajos índices de morbilidad y secuelas mínimas en quienes contrajeron la afección y lograron superarla.


Información Relacionada:
Revisión Medica del Tema (Leptospirosis)

 

 

Hosted by

Canales: Biblioteca Virtual | Apuntes | Casos Clínicos | Nota Legal | Pruebas de Residencia | Periódico médico | Links | E-Mail | Inicio